viernes, 27 de febrero de 2009

El Plan Cardales se inicia en Trinidad

Trinidad será la primera ciudad en la que se instalará el servicio básico de Triple Play (televisión por cable, telefonía básica e Internet) a un precio al público que en su piso rondará los $ 250 y los $ 300, y se transformará en la experiencia piloto insignia del plan Cardales, el gobierno aspira a que ANTEL y los cables formen un holding para competir con extranjeros.
El programa oficial, que apunta a universalizar los servicios de cable e Internet a una velocidad que se estima será superior al actual, se instalará en setiembre en la capital de Flores. Antes, en mayo, se aplicará a prueba en dos pueblos de entre 500 y 700 hogares.
Esos pequeños pueblos ya fueron seleccionados pero no se divulgarán hasta confirmar que en ambos existen condiciones para cumplir con el plan.
El director del LATU y presidente de la comisión del plan Cardales, Miguel Brechner, se encuentra actualmente en Europa observando distintas opciones tecnológicas para luego comprobar si se adaptan al mercado local.
Los clientes que quieran tener el Triple Play con servicios adicionales (más canales o mejor ancho de banda, por ejemplo), tendrán otros paquetes a un costo superior a los $ 250. De todas formas, se estima que esos paquetes serán más económicos respecto al precio actual de los tres servicios separados.
Como habiamos mencionado en informes anteriores el plan apunta a que los más de 1.100.000 hogares uruguayos lleguen a tener el Triple Play antes de 2014. Según un documento redactado por el gobierno y publicado la semana pasada en un decreto, el objetivo del Cardales es subsidiar a 595.000 personas que hoy no tienen ni Internet ni televisión por cable. En la primera etapa se trabajará para un público más pequeño: los 311.000 hogares que al menos tienen telefonía básica.
El principal debate en el gobierno giró sobre el papel de la telefónica estatal y su relacionamiento con los operadores privados de TV cable. La idea principal es que ANTEL se prepare y, cuando el mercado se abra, el ente esté en condiciones de competir por una porción del mercado.
La información se podrá transmitir a través de un mismo cable o de varios. De todas formas, se requiere de un cableado que permita el envío de señales en ambos sentidos: tanto para recibir información como para enviar.
Algunos operadores de cable pidieron que se les concediera la chance de transmitir datos. Para ello pretendían asociarse con empresas extranjeras, algo que el gobierno rechaza, al menos en la fase de instalación del plan.
El cable instalado en Uruguay solo permite el envío de señal en un sentido. Para la transmisión de datos se precisa que sea en dos sentidos. Por tanto, los empresarios de cable tienen dos opciones: hacer una nueva inversión o como habíamos mencionado en el informe "Futurologia sobre el Iptv y el Plan Cardales" usar el tendido de ANTEL, que sí permite el envío de datos en dos direcciones.
El decreto está pensado para que los cables deban hacer un acuerdo con ANTEL, dijeron fuentes oficiales, ya que el gobierno quiere estimular a creación de un holding mixto, público y privado, que en el futuro, cuando el mercado se abra inexorablemente, pueda competir con actores extranjeros.
El plan piloto a desarrollarse en Trinidad desde setiembre es la principal apuesta que se realizará antes de masificar el Cardales a todo el país. Las autoridades del gobierno encargadas de llevar adelante este programa creen que con esa experiencia piloto se comprobará si el Cardales se podrá aplicar en ciudades y pueblos grandes.
La capital de Flores cumple además con otras características claves para el plan. Trinidad tiene una población apenas superior a los 20.000 habitantes. El departamento ha mostrado niveles de ingreso superiores al promedio del interior, uno de los menores índices de necesidades básicas insatisfechas y un PBI per capita también superior al promedio del interior del país.
Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el censo de 2004 “no se registraron asentamientos irregulares en todo el departamento de Flores”. Según ese mismo censo de 2004, Flores tiene más de 25.004 pobladores, el 0,8% del total del país. Es uno de los departamentos cuya población permanece estancada. Según el INE, “la expulsión de población joven es una característica que persiste en el tiempo”. Es el quinto departamento más envejecido del país.
Los operadores de cable, el Estado, ANTEL y los usuarios, deberán realizar inversiones en tecnología para la ejecución del Plan Cardales. Además de los costos que tendrá el cableado (ver nota principal), se requerirá de tecnología para transmitir la información a través del servicio telefónico. Además, los usuarios, deberán instalar una caja decodificadora para poder ver la señal
transmitida en el receptor de la televisión. Esos decodificadores son llamados Set Top Boxes.
Ombuds Cable www.ombudscable.blogspot.com