miércoles, 16 de junio de 2010

Canal 10 demandó penalmente a DirecTV por Mundial

Canal 10 presentó ayer una denuncia penal contra los representantes legales de Directv en Uruguay, por la "reproducción ilícita" del mundial de fútbol. Además, solicitó como medida cautelar "la suspensión inmediata de las actividades de reproducción", ya que se trata de un "ilícito punible".

El abogado penalista y ex secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, que representa a Canal 10, señaló que "la denuncia es por violación de la ley que tipifica el delito de emitir una comunicación de contenido audiovisual sin el consentimiento de los titulares del derecho". Señaló que "en este caso concreto, los titulares son los canales que adquirieron a la FIFA los derechos de televisación, y no autorizaron a la empresa Directv la emisión del campeonato mundial".

Por otra parte, Fernández indicó que "se pide que con carácter urgente y sin más trámite se suspenda la emisión, porque se acerca la feria judicial y el campeonato es un evento deportivo que se agota".

El texto de la denuncia señala que junto con los canales 4 y 12, Canal 10 "es co-titular de los derechos de televisación del Campeonato Mundial de Fútbol-FIFA 2010", y que en las negociaciones previas con Directv para la venta de los derechos, "surgieron importantes diferencias respecto a las condiciones de emisión y la determinación del precio y su forma de pago". Los canales 4 y 12 acordaron la venta de los derechos a Directv, -luego de una intimación de la Ursec-, a un precio de U$S 450.000, según la demanda.

Para Canal 10, el reclamo que Directv realizó ante la Ursec fue "insólito" y "contradictorio", ya que "Directv promueve y publicita que posee en exclusividad los derechos de televisión para emitir otros eventos deportivos de atracción internacional (...), sin que nadie se queje por ello".

La multinacional Directv presentó la demanda ante la Ursec en el entendido de que la negativa de los canales a sublicenciar los derechos de retransmisión iba en contra de la ley de competencia.

A pesar de no llegar a un acuerdo con Canal 10, Directv transmitió el mundial, invocando el acuerdo con los otros dos canales y la resolución de la Ursec, que intimaba a los canales "al cese inmediato de la negativa a comercializar los derechos de retransmisión". Directv afirmó que, en vistas de no haber llegado a un acuerdo con todos los co-titulares, transmitiría "su propia señal, producida internacionalmente".

Para Canal 10, esta es una "justificación absurda" ya que lo que emite Directv "es la única señal que existe para ser exhibida en todo el territorio uruguayo, sin importar desde donde la capte el operador".

Canal 10 también prepara una demanda civil contra Directv, en la que podría reclamar hasta 10 veces el monto del daño causado, según prevé la ley de derechos de autor.
El País Digital