domingo, 26 de septiembre de 2010

Competencia en banda ancha limitada para cableoperadores

A partir del año 2002, decenas de empresas de televisión para abonados esperan, sin respuesta, que la Ursec las habilite a vender internet a través de la red de TV cable, una tecnología instalada en toda Latinoamérica, salvo en Uruguay y Cuba.
Miles de kilómetros de cable coaxial de televisión para abonados tendidos en todo el país podrían ser utilizados para transmitir banda ancha, con características similares a ADSL, lo que colaboraría a reducir los costos y problemas de velocidad de internet en el país.
Empresas de televisión para abonados del interior y de Montevideo presentaron entre 2002 y 2009 la solicitud para dar el servicio en la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) -que según la normativa es quien debe otorgar la licencia-, pero aún no han recibido respuesta, ni una justificación por la demora. El actual presidente de la Ursec, Gabriel Lombide, prefirió no hacer declaraciones al ser consultado por El País.
La tecnología de acceso a internet a través de las redes de TV cable, llamada cable-modem, comenzó a utilizarse en Latinoamérica en 1997, y hoy es en algunos países la principal vía de conexión a internet.
El director de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, Gustavo Gómez, dijo que el cable-modem "es una de las cuestiones que no se ha lanzado", ya que se está "a la espera de la definición de una política nacional de telecomunicaciones". Actualmente un Comité Técnico Consultivo, que funciona en la dirección de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, discute las bases de una ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que abarcará toda la política nacional de telecomunicaciones.
Andrés Ham, gerente general de Nuevo Siglo, señaló que "de haber otra posibilidad de distribución de internet, la demanda de ancho de banda internacional aumentaría y diversificaría, logrando una competencia real entre los proveedores y la consecuente baja de precios". Actualmente, solo Antel logra el volumen necesario para tener bajos precios de compra directa al exterior.
Además, el cable-modem se adapta a brindar servicios de ancho de banda importantes. Hoy en Brasil, Panamá, Chile y Argentina se ofrecen velocidades sobre cable-modem impensadas para Uruguay, de 15 a 30 Mbps de bajada y 2 Mbps de subida. La conexión domiciliaria promedio en el país es de 2 Mbps de bajada.
Como inconvenientes del cable-modem se señala que un grupo de clientes de la TV cable debe compartir una línea de cable coaxial, lo que puede disminuir la velocidad en momentos de alto tráfico.
Horacio Rodríguez, presidente de la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA), que agremia a 57 empresas del interior, comentó que "Uruguay tiene un atraso considerable en relación a la región. Hoy ya no se habla de empresas de TV para abonados sino de empresas de telecomunicaciones, donde uno de los componentes importantes es el desarrollo del cable-modem".
Para Rodríguez, "el tiempo va en detrimento de las posibilidades de desarrollo de esta tecnología. Una cosa es haber empezado hace cinco años y otra cosa es empezar ahora".
Aunque hoy la empresa TCC vende un servicio de TV cable y banda ancha, la conexión a internet se realiza mediante una asociación con Antel, a través del cable del teléfono fijo de Antel (ADSL), no a través de la red de TV cable.

Vía | El Pais