jueves, 17 de marzo de 2011

Gobierno difundirá información sobre TV aptas para señal digital

Ante la variada oferta de televisores de alga gama que tienen a disposición los locales de venta de electrodomésticos, el gobierno lanzará una campaña de comunicación con el objetivo de brindar recomendaciones a los uruguayos que tengan en sus planes adquirir un aparato.

La decisión se basa en que varios de los modelos ofrecidos al público en plaza no son los más adecuados para transmitir la norma japonés-brasileña, que escogió el gobierno en diciembre del año pasado para instalar el sistema digital en 2014.
A esto se suma que en varios casos la información técnica que los televisores LCD o plasma tienen a la vista de los consumidores es "confusa", de acuerdo al diagnóstico que hace el Poder Ejecutivo.
Para atacar ese problema, la intención es incluir a los aparatos un sello que certifique que están aptos para ofrecer las ventajas de la televisión digital según las opciones que ha tomado el gobierno.
La Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel) trabaja en ese sentido y elevará un documento al ministro de Industria, Roberto Kreimerman, en el que recomienda dar ese paso.
A raíz de la evidente falta de información de la población ante estos asuntos sumamente técnicos, varios países recorrieron el camino de establecer un sello que despeje las dudas y ofrezca garantías a los consumidores. Calificaron tomar esa medida como "de sentido común.
Otra propuesta que recibirá el ministro de Industria desde la Dinatel es limitar la importación de televisores de alta gama solo a aquellos que tengan incorporada la tecnología para transmitir con la norma japonesa. Esto se debe a que no todos los que se venden hoy al público están aptos para esa tecnología.
Dado que Uruguay definió recién a fines del año pasado sumarse a la mayoría del continente y optar por la norma japonesa, muchos de los televisores están adaptados a la norma europea o estadounidense y, por tanto, para transmitir la señal en forma adecuada demandan un decodificador.
El gobierno quiere evitar que eso suceda y aspira a que todos los aparatos que lleguen al país a partir de una fecha a determinar ya tengan incorporado el sintonizador para que solo sea necesario conectar la TV a la antena. Esto también permitiría al usuario ahorrar el costo de pagar un decodificador.
Ursec. En tanto, el otro organismo oficial que está analizando las características de los televisores de alta gama que los comercios tienen a la venta es la Unidad Reguladora de Servicios en Comunicaciones (Ursec).
Fuentes de ese organismo informaron que dentro de un mes emitirán una serie de mensajes a la población en los que darán consejos con información sobre los diferentes tipos de aparatos. Por ejemplo, uno de los aspectos en los que se hará hincapié será detallar cuáles permiten aprovechar la calidad óptima de la televisión digital.
En este sentido, las fuentes informaron que los mensajes detallarán las diferencias entre los aparatos High Definition (HD) y aquellos llamados Full High Definition (Full HD). Esto se debe a que los primeros están a la venta a un precio menor pero "no permiten sacarle todo el jugo a la televisión digital", dijo un técnico consultado. "A veces la gente sin saber los compra por Full HD y son solo HD", explicó.
A raíz de cuestiones de este tipo, la Ursec se propone difundir todo este tipo de explicaciones y utilizará para hacerlo el sitio web del organismo y los espacios en radio y televisión que tiene a disposición.
La fecha que maneja el Poder Ejecutivo para tener la televisión digital en pleno es 2014 y tiene en marcha una comisión integrada por Industria, la Dinatel, la Ursec, ANTEL y canal 5.
Medidas para que los pobres no queden afuera
El gobierno tiene a estudio mecanismos para que los sectores de menores recursos obtengan los decodificadores y puedan sumarse a los beneficios de la televisión digital, según informaron a El Observador fuentes de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel).
Ese aparato permite que aquellos televisores convencionales de tubo logren tener las característiticas de la nueva teconología y su costo asciende a US$ 30.
Otros países han tomado medidas para que los más pobres adquieran un decodificador. Brasil, por ejemplo, ofrece una financiación en 24 cuotas a través del Banco do Brasil mientras que Argentina los está subvencionando. Esas experiencias son recibidas con buenos ojos por el Poder Ejecutivo. La percepción del gobierno es que hay que tomar medidas de este tipo para masificar la televisión digital y que no queden afuera los menos pudientes.
El gobierno es consciente de que, aunque muchos pueden acceder, el pago de US$ 30 por un decodificador oficiaría como una barrera para que todos accedan a la tecnología.

Fuente l Observa