martes, 13 de enero de 2009

Desmalezando el cardal II

Uno de los anuncios importantes fue que se habló de que el Estado “despliegue y conduzca el hecho que las telecomunicaciones vayan por la mejor infraestructura posible, usando todas las disponibles". Lo que da para asumir que, al menos en algunos casos, podríamos acceder -por ejemplo- a Internet por cable.
El otro "gran anuncio", pero casi totalmente ignorado (se lo puede leer en el
artículo de El Observador), es que según el presidente de Antel, Eduardo Carvalho, se aspira a que "en 2014 Uruguay sea el primer país del mundo en brindar conectividad y convergencia a todos los hogares". Una afirmación nada menor y una apuesta muy importante. Uruguay y la frase "el primer país del mundo" no es una conjunción muy común y si se logra, podría ser algo aún más importante que el Plan Ceibal.
¿DVR? En cierto punto, la ministra Simón mencionó "mayor interactividad", poniendo como ejemplo "la posibilidad de pausa, de interacción con el programa periodístico". Y a pesar de que nadie se molestó en preguntar cómo o por qué se podría hacer eso, no es difícil llegar a la conclusión de que tal vez podamos contar con sistemas DVR (Digital Video Recorder o Grabadora de Video Digital), que permiten pausar un programa o rebobinarlo -mientras el equipo sigue grabándolo- o programar mediante una guía de canales la grabación de un programa para verlo en otro momento. El más famoso de estos sistemas es el
TiVo estadounidense, pero en Argentina, Venezuela, Colombia, Chile y Perú también se pueden obtener servicios similares. La parte de la interacción también puede responder a un sistema así -que cuenta con conexión a Internet-, pero relacionando un par de ideas sueltas, me imagino que también tendrá que ver con los desarrollos digitales que traerá la introducción de la "TV digital" o Televisión Digital Terrestre.
Contenidos: hubo dos menciones vagas pero importantes sobre contenidos. En primer lugar, el reconocimiento de que la conectividad no sólo permite acceder a información y servicios a las personas, sino que también les permite generar contenidos. Es la primera vez que escucho un reconocimiento explícito de esa capacidad por parte del Estado y la verdad es que me parece una buena noticia en sí misma. Ahora bien, ese es el mismo argumento que hay que defender la próxima vez que ajusten las velocidades del ADSL, porque es imposible ser generador de contenido cuando uno tiene una velocidad de subida de datos 16 veces menor que la de bajada (con un ADSL 2048/128). La otra alusión apuntaba a los generadores de contenido "profesionales" en el entendido de que el plan abarca más allá de las empresas públicas y privadas de telecomunicaciones: también incluye a la industria del software, la de contenidos y -aunque no lo dijeron- a la audiovisual. Precios: recién en febrero se sabrán más detalles de este plan, entre ellos los costos que tendrá. Por ahora sólo se dio a entender que la financiación será compartida por el Estado y las empresas de telecomunicaciones, que pagarán un canon.
Lo que sí se sabe es que habrá precios diferenciales según las posibilidades de cada familia. No se explicó cuánto ni cómo se definirá eso (lo que seguramente será un despelote y traerá más de una queja o lloriqueo). Sólo sé que no sé nada. Resumiendo: por ahora la información es muy poca y las conjeturas muchas. Ojalá alguna de estas adivinanzas se concrete, pero por ahora -y mientras no haya gente en los medios que entienda de estos temas y pregunte cosas que importen-, sólo queda esperar hasta que haya un anuncio concreto.
Fuente. Curso para/lelos