miércoles, 12 de agosto de 2009

El negocio que hace Tenfield con el fútbol uruguayo

La empresa dueña de los derechos cobra 100.000 dólares fijos por mes a cada uno de los cuatro cables de Montevideo, para que estos puedan emitir su señal. Además, se queda con tres dólares por cada abonado al paquete Premium lo que le reporta unos 150.000 dólares más. A eso hay que sumarle los ingresos en el interior del país, el exterior y la torta por publicidad. Por la emisión del fútbol, todos los equipos del fútbol uruguayo juntos, reciben 237.000 dólares al mes.

El negocio de Tenfield es redondo. Cada uno de los cuatro cables de Montevideo, Montecable, TCC, Nuevo Siglo y Multicanal, tiene que pagarle 100.000 dólares a la empresa para que esta le proporcione el canal VTV. A esos 400.000 dólares, se le debe sumar los 150.000 que Tenfield recibe por los abonados al paquete Premium. Entre los cuatro cables hay unos 50.000 abonados al paquete del fútbol codificado y la empresa recibe tres dólares por cada uno.

Ese dinero es el 50% del costo por señales de cada cable. Por los canales de cine, deportes, entretenimientos, noticias e historia sumados, cada cable paga 150.000 dólares, lo mismo que por tener el “mundo VTV”.

Los números se los confirmó a 180 una alta fuente de uno de los cables de la capital quien agregó: “a esos ingresos hay que sumarle lo que obtienen en el interior. No te olvides que Montevideo es solamente un 60% del mercado”. Eso en Uruguay. Por la señal al exterior, la empresa dueña de los derechos también recibe dinero.

Otra fuente consultada, también vinculada a uno de los cables, explicó a 180 que no queda otra que pagar la cifra exigida porque “si no lo hacés, los clientes se te borran por más que hagas descuentos en la cuota”. Además, en el último conflicto con Nuevo Siglo, Tenfield amenazó con sacarle también la señal de Torneos y Competencias y Fox Sports ya que tiene acuerdo con ellos. Lo mismo pasó en el conflicto que antes tuvo Montecable.

La empresa dueña de los derechos del fútbol uruguayo desde 1999 también se queda con todo el dinero por la publicidad que emite durante los partidos y por la estática. En el contrato se dispuso que Tenfield tiene “los derechos de comercialización del 100% (cien por ciento) de la publicidad estática audiovisual o publicidad virtual” en todos los campos de juego. Esto significa que los clubes no pueden poner publicidad estática propia en sus canchas.

Tenfield le paga a todos los clubes de Primera, 237.000 dólares por mes. Los equipos grandes reciben 62.500 dólares por mes por concepto de televisión. Teniendo en cuenta que los partidos de Peñarol y Nacional se televisan todos, cada uno recibe 15.625 dólares por partido. El presupuesto de cualquiera de los dos grandes sobrepasan los 300.000 dólares mensuales. Los cuadros chicos reciben 8.000 dólares por mes de parte de la empresa cuando en algunos casos, como Defensor, Danubio o Liverpool, los clubes desembolsan unos 100.000 dólares por mes.

El contrato con la empresa fue prolongado hasta el 2016 pero solo para el fútbol uruguayo. En el caso de la selección nacional, el contrato vence después del mundial de Sudáfrica por lo que para el 2014 la Asociación Uruguaya de Fútbol puede comercializarlos independiente de Tenfield si lo desea. Cuando era presidente de la Asociación, Washington Rivero, encargó un informe al catedrático grado 5 en Derecho Civil, Jorge Gamarra, quien fue contundente sobre que la AUF tiene libertad para explotar los derechos por sí mismo o hacerlo a través de un socio pero recibiendo la mayor parte de la torta. El neutral Eduardo Ache tiene un proyecto en ese sentido, en el que se propone una licitación pública internacional por los derechos de las Eliminatorias del Mundial del 2014. Allí se establece un pliego de condiciones que permite a la AUF asociarse al mejor oferente para la explotación comercial de esos derechos. Un presidente de un club de Primera dijo que la idea es “poder explotarlo nosotros como Asociación o vincularnos a una empresa que nos dé un dinero que hoy no entra”.

La empresa también se benefició con el decreto72419/08, firmado por el presidente Tabaré Vázquez el 20 de febrero de 2009, quien la exoneró de impuestos por una inversión de unos 10.000.000 de pesos. El decreto es para que la empresa incorpore "equipamiento con la finalidad de distribuir y exportar contenidos audiovisuales a todo el continente, por un monto de UI 5.095.699". El decreto dice textualmente que se exonera "en forma total a la empresa Tenfield S.A., de todo recargo incluso el mínimo, derechos y tasas consulares, Impuesto Aduanero Único a la Importación, Tasa de Movilización de Bultos y en general todo tributo cuya aplicación corresponda".

Fuente: 180.com.uy