lunes, 23 de abril de 2012

Preocupa al gobierno sistemas de televisión para abonados ilegales




El Ejecutivo está avanzando en la redacción de un decreto que buscará erradicar unos 40.000 servicios de televisión para abonados satelitales ilegales que se venden libremente en el mercado con un costo limitado y por única vez.


El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, dijo al concurrir a la comisión de Industria de Diputados que existe "preocupación" por las "cajitas" que "se están comprando prácticamente en forma clandestina, poniendo en peligro no solo negocios legítimos sino concesiones que el Estado ha hecho explícitamente".
En ese sentido, dijo que "se ha redactado un decreto" que está siendo perfeccionado para responder ante una normativa que "no es totalmente adecuada". A través de ese decreto se buscará combatir este negocio que calificó de "ilegítimo".
La información fue proporcionada por Kreimerman junto con el director nacional de Telecomunicaciones, Sergio de Cola, ante la convocatoria del diputado nacionalista Álvaro Delgado. Entre otros temas, los consultó sobre esos 40.000 servicios de televisión para abonados satelital "AZbox". Resaltó que los equipos se venden libremente y tienen un costo bastante limitado y por única vez. El diputado señaló que "se han clausurado equipos, pero después se terminan prendiendo de nuevo".
De Cola señaló que la existencia de esos receptores de señales satelitales "se origina en el uso ilegal de un aparato que, en principio, es legal", por lo que lo comparó con un arma. "Uno puede tener un arma que si la usa para matar comete un delito, pero no por tenerla está cometiendo un delito. En este tema ocurre algo parecido", comparó.
El director explicó que ese servicio ilegal se origina por la "debilidad" el sistema de criptografía de información que usa "uno o más operadores satelitales en la región". "La solución definitiva al problema va a venir cuando estas compañías cambien el sistema por uno más moderno que no sea quebrable", advirtió y señaló que el sistema es quebrado "fácilmente por los hackers".
En ese sentido, De Cola sostuvo que las acciones emprendidas por el Ejecutivo son "paliativas" y "constituyen un claro mensaje hacia la población en el sentido de no utilizar sistemas ilegales de recepción de señales", si bien consideró que "la llave de la solución definitiva del problema escapa a lo que puede hacer cualquier gobierno, incluido el nuestro".

Fuente l El País