lunes, 24 de septiembre de 2012

Miles de decodificadores de TV ilegales inundan el mercado.


(Imagen Ilustrativa)


A finales de agosto la Aduana incautó 10.000 de estos aparatos con los que se accede a casi 200 señales satelitales.

A solicitud de la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación (Ursec), la Aduana incautó una partida de 10 mil decodificadores satelitales cuyo uso fue prohibido recientemente por el gobierno.

Las autoridades consideran que, dada la magnitud de la importación confiscada, en plaza debe haber miles de esos aparatos que, según la propaganda utilizada para promocionarlos en plaza, se trata de un "sistema decodificador satelital, más de 200 canales, incluyendo las señales más famosas"."Se trata de un sistema trucho para abonados que está compitiendo con los operadores de cable que respetan la ley. Y estimamos que debe haber más de 50 mil de estos aparatos repartidos en todo el país", dijo a El Observador el director de la Ursec, Gustavo Delgado.

El decreto del Ministerio de Industria del 24 de agosto, adoptado a instancia de una denuncia de la Ursec, prohíbe la "fabricación, importación, venta, arriendo y puesta en circulación de equipos receptores satelitales identificados con las marcas Azbox, Azamerica o Lexusbox".

Estos aparatos comenzaron a ingresar por la frontera del Brasil en pequeñas partidas de contrabando y su uso estuvo circunscrito a esa zona del país. Pero luego se extendió progresivamente hasta el punto que desde la Ursec detectaron camionetas que tenían el logo de esos aparatos y los repartían por todo Montevideo.

Estos decodificadores con sus respectivas antenas tienen un costo que va de los US$ 300 a los US$ 600. El aparato es cargado con un software que permite desbloquear unos 200 canales, entre los que se encuentran los denominados "premium" y las señales exclusivas para adultos. La operación ilícita es posible gracias a un código que los usuarios pueden obtener fácilmente en internet.Desde la Ursec se recordó que cualquier persona que reciba señales de televisión mediante un receptor satelital debe comprobar que le paga una factura mensual a un operador autorizado a brindar, en el territorio nacional, un servicio de TV para abonados vía satélite.

El gerente de la Ursec, Héctor Budé, dijo que la comunicación de la Dirección de Aduanas acerca de los aparatos que intentaban ser importados les llegó apenas una semana después de que se emitiera el decreto de prohibición. Esto supone que los trámites de importación fueron realizados con anterioridad a dicha decisión. "Ahora, cualquier decodificador de ese tipo que ingrese al país será considerado contrabando", señaló Budé.

El gerente dijo además que esos aparatos no tienen ningún tipo de garantía y si algún día el servidor de servicios que está en el extranjero decide no dar la clave de ingreso a las señales "el decodificador va a servir solo como un pisapapeles".

En tanto, Delgado señaló que a través de esos aparatos se generó un "sistema trucho para abonados que incluso era ofrecido en los avisos clasificados de los diarios"."La cifra incautada impresiona. Además, esto crea un precedente que será tenido en cuenta por quienes pretendan continuar con este negocio", agregó Delgado.

En el último año fueron confiscadas más de 10 mil antenas Azbox. La ley establece que "el que para provecho propio o de un tercero, captare señales transmitidas por cualquier medio destinadas exclusivamente a ser recibidas en régimen de abonados, sin serlo, será castigado con 80 UR a 800 UR de multa o prisión equivalente".


Fuente: Observa.