martes, 5 de octubre de 2010

Gobierno definirá modelo de TV digital antes de diciembre


El gobierno quiere tener definido antes de fin de año la norma que utilizará para el cambio hacia la televisión digital terrestre. Para ello empieza a pedir propuestas concretas a los gobiernos de Japón y Brasil, que pretenden que Uruguay desista en su idea de utilizar la frecuencia europea.

Por ahora han pasado por Montevideo delegaciones de altísimo nivel de ambos países, que manifiestan el interés de que Uruguay cambie en su postura. Pero según dijeron a El Observador fuentes del gobierno uruguayo, aún no hay ninguna propuesta concreta para igualar o superar la oferta europea.
Uruguay es junto con Colombia el único país sudamericano que no eligió la norma ISDB-T (japonesa-brasileña), sino que, por el contrario, eligió la DVB-T (europea).
Hace poco más de un mes el gobierno uruguayo recibió la visita de una delegación japonesa de alto nivel integrada por el viceministro de Asuntos Interiores y Comunicaciones y otros jerarcas de peso.
Allí el gobierno le explicitó los objetivos que Uruguay pretende lograr con la cooperación internacional (ver claves). En esa oportunidad las autoridades japonesas dijeron que “no es imposible” que ese país se haga cargo del costo de todas las cajas decodificadoras para las personas más pobres del país, dijeron a El Observador participantes de la negociación.
Tras esa disposición, ahora el Poder Ejecutivo uruguayo espera una respuesta concreta.
En octubre una delegación del gobierno de José Mujica estará viajando a Brasilia y se espera para fines de noviembre o principios de diciembre que vuelva la delegación japonesa que estuvo el mes pasado en Montevideo.
Ante la movida nipona-brasileña, los europeos ya triplicaron la oferta inicial, que era de 1 millón de euros. Ahora están ofreciendo un aporte de 4 millones de euros.
Además ya se inició una tarea de cooperación económica por parte de los europeos para la digitalización del canal estatal Televisión Nacional (TNU). Por ahora el gobierno se mantiene firme en su decisión de adoptar la norma europea, pero el compás de espera para recibir una contraoferta de Japón y Brasil que mejore la europea será hasta diciembre de este año.
En el gobierno no quieren extenderse más allá de fin de año porque la intención es poder realizar el apagón analógico durante esta administración, por tanto, antes del año 2014.


Mujica dijo explícitamente en más de una oportunidad que su gobierno está dispuesto a cambiar de opinión si la oferta es mejor.





VIA | Observador